lunes, 26 de septiembre de 2011

Negocios en internet. ¿Mito?


En el año 2000 seguido a la explosión de las puntocom llegó la decepción de internet. Estrepitósamente muchos nuevos negocios comprobaron que no cualquier idea es obligatoriamente un éxito, sólo por estar en internet.

Hoy sabemos que internet es una gran vitrina y un canal de comunicación fantástico de las empresas con sus stakeholders. Pero ningún negocio tanto en el “mundo terrenal” como en internet es efectivo sin la planificación e implementación adecuada.

Una idea para que deje de sólo serlo y se convierta en un negocio, debe ser consistente, tener algo que ofrecer, no podemos crear productos exitosos y reconocibles, un buen nombre y un atractivo logo sin un concepto real que ofrecer a nuestros posibles clientes.

Quizás tenemos una buena idea, pero un grupo muy reducido de posibles clientes. ¿Es rentable sacar en adelante una marca, para sólo vender un par de artículos?. Identificar, conocer y cuantificar a nuestros posibles consumidores, es una de las principales actividades para determinar la viabilidad de nuestro negocio.

Si hemos superado con éxito los dos pasos anteriores. ¿Qué pasa con los tiempos, las metas y mis objetivos?. Siempre existe un margen que vamos modificando y cosas que aprendemos en el camino, pero es vital contar con una planificación, desde el inicio de nuestro negocio. Hacerse preguntas previas como si le gustaría internacionalizarse, pueden hacer la diferencia entre un .cl y un .com.

¿Cómo doi a conocer mi marca y vendo mis productos?. Este es el paso fundamental que puede determinar el éxito o fracaso de nuestro emprendimiento y aquí encontramos un gran aliado: Internet.

Posicionamiento web, banners, adwords, marketing de contenido, redes sociales, campañas de marketing digital, son algunas de las herramientas que no sólo nos darán visibilidad y acercarán a los posibles clientes, son quienes ayudaran a que nuestros posibles consumidores nos conozcan y establezcan una real relación con nosotros y muchas veces concretemos las transacciones.

Y por último debemos contar con la plataforma y el soporte técnico necesario. ¿Valió la pena hacer todo este esfuerzo, si cuando nuestro posible consumidor se encuentra frente a un carrito de compra que no funciona?.

Todo nuevo negocio debe contar con aliados, y actualmente internet lo es, pero como toda herramienta debemos asesorarnos, aprender a usarlo y así poder ocupar al máximo sus posibilidades.