martes, 5 de diciembre de 2017

El marketing tradicional no muere, solo pasa a ser un complemento.

Beneficios del marketing on-line.


El marketing digital ha tomado cada vez más participación en el mercado, siendo, no solo de gran importancia para las empresas, sino que, ya en el siglo XXI, donde los avances tecnológicos crecen a gran velocidad, ahora es necesario para las marcas darse a conocer por los diversos medios que ofrece, contar con una estrategia y un plan de marketing on-line.
Al hacer una campaña, hay diversos pasos que se deben seguir y gracias a la ayuda digitalizada podemos encontrar que estas etapas pueden ser más sencillas, por ejemplo al momento de realizar una medición, la manera tradicional podría tomar más tiempo y mayor inversión que el marketing online. También encontramos que para hacer visible a una marca, esta tiene la necesidad de aparecer en internet, ya que la mayoría de los clientes buscar primero en este medio antes de hacer la compra de un producto, y si “no está en internet, no existe”.
El mundo on-line ha ayudado a  aumentar las ventas de manera significativa en las empresas, es considerado un canal con gran alcance, lo que permite lograr posicionamiento de las marcas, genera mayor interacción con la comunidad, captando clientes potenciales y también ayuda con la fidelización de estos. Por lo tanto el marketing digital no solo es más económico, sino que también es una herramienta rápida y efectiva.





Pero, ¿qué pasa con el marketing tradicional?


No hay duda que las nuevas tecnologías han abierto nuevos nichos de mercado y líneas de negocio, sin embargo el marketing tradicional aún forma parte de las empresas, y para generar una estrategia de marketing, es necesario utilizar bien ambos medios, sin dejar ninguno de lado, sino complementarlos.
A través de los medios físicos se logra llegar a un público que el marketing online no abarca, este grupo puede ser reducido, pero aún así existen clientes quienes al momento de  adquirir un producto prefieren verlo, tocarlo y revisarlo antes de realizar una compra; también prefieren tener un trato más personal con las empresas al momento de necesitar un servicio, y al unir ambos medios no solo podemos generar una campaña más completa, sino que podemos llegar a un grupo de personas aún más grande. Un estudio de HubSpot revela que las personas aún tienen una buena aceptación con los anuncios en televisión, y que el mensaje, si está bien elaborado, tiene una buena recepción por parte del consumidor.

Por lo tanto, aunque el mundo cambie, y las formas de llegar a las personas, cambien con él, hay que aprender a sacar lo mejor de las generaciones pasadas, aprender de ellas para poder realizar algo más completo y mejor elaborado, es así como el marketing tradicional al día de hoy puede ser un muy buen complemento para el marketing digital al momento de realizar una campaña o empezar en el mundo empresarial.

Publicado por Rebeca Zúñiga.